Breves meditaciones

Un Día apartado por Dios

 

Lectura: Isaías 58:13-14

Dios apartó un día de entre los siete que estableció en la semana. Lo apartado no es igual a lo ordinario. Los platos de fiesta no se usan en la cotidianidad. Asentir que el Día del Señor[1] sí ha sido apartado por Dios desde la creación y luego por mandamiento e institución apostólica, es sólo el comienzo de la obediencia. Es nuestro deber apartarlo como Dios lo apartó en nuestra práctica: respecto de ...

Leer más →
0

Conversaciones en la iglesia

Muchos de nosotros hemos sido aficionados al fútbol. Quizás muchos fueron fanáticos del balompié tanto así que después de gastar toda una tarde viendo a su equipo favorito, salían de los estadios, hablando sin parar de las jugadas, de las atajadas, de las faltas y hasta del árbitro. Pero ahí no para todo, el tema del futbol trascendía el día del partido y parecía estirarse constante y progresivamente a lo largo de toda la semana, de tal ...

Leer más →
1

Anarquía espiritual

Los jóvenes solemos aislarnos a nosotros mismos de la humanidad. Pasamos por un tiempo en el que consideramos, de alguna manera, que nuestra sabiduría es mayor que la de todos, nuestras fuerzas inacabables, nuestras decisiones todas prudentes y nuestros sueños todos correctos. Nos sentimos como algo parecido a los dueños del mundo. Cediendo, entonces, a tal estado, terminamos rechazando de algún modo a nuestras autoridades, porque pensamos que somos los mejores gobernantes de nuestra vida en todo ...

Leer más →
0

El anhelo de una iglesia local bíblica – Parte I

 

El tiempo de Dios es perfecto

Aproximadamente 700 años después de que Dios dijera a través del profeta Isaías: “He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará Su Nombre Emanuel” 1, tal promesa se cumpliría en el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. Y si vamos más atrás en la historia, ¿acaso no pasaron más de 4000 años para el cumplimiento de la primera promesa evangélica que fue ...

Leer más →
2

¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

Piensen en la iglesia local como un grupo de agricultores y labradores a quienes les es dada una porción del inmenso terreno que pertenece al Señor del mismo para que lo administren, lo aren, lo cultiven y extraigan de él frutos para su Señor. Él es quien los ha contratado, les ha dado las órdenes a seguir (pues es Su campo el que van a arar y deberán hacerlo bajo los reglamentos del Dueño del mismo) y ...

Leer más →
0
Página 1 de 2 12