Artículos

Cuando el amor se divorcia de la doctrina y la unidad rechaza la verdad

 

 

 

Nota preliminar de nuestro pastor
Una y otra vez se escuchan los agudos alaridos de los campos liberales, Neo-Ortodoxos, ecuménicos y Neo-Calvinistas… ¿Qué gritan? Siempre lo mismo: «amor y paz dejando a un lado algunas diferencias doctrinales «menores» que impiden la unión»
¡Vaya cacofonía carente de sentido y de precedente Escritural! Los Neo Calvinistas recurren al negocio de la verdad tal cual lo hacen los líderes carismáticos y los falsos maestros; lo que sucede es que a diferencia de los falsos maestros, los Neo Calvinistas no lo hacen para ganar dinero sino (según ellos) para ganar almas para Cristo.
Lo más sorprendente de todos es esto: AMBOS, en un grado o en otro TRANSAN CON LA VERDAD, de una manera o de otra SACRIFICAN LA VERDAD con el fin de poder alcanzar sus metas y objetivos.
Les invito a leer este breve pero conciso artículo que no tiene tacha exegética alguna… 

Una respuesta al ecumenismo de los últimos tiempos, por John. Withcomb

Es evidente que los neo-evangélicos creen que nuestro objetivo principal es eliminar los distintivos doctrinales y enfatizar la unidad entre aquellos que afirman ser creyentes.

Una de las ideas básicas de la filosofía actual del evangelismo ecuménico es que el amor es más importante que la doctrina. Los evangélicos ecuménicos dicen que la doctrina divide mientras que el amor unifica. ¿Qué dice la Biblia? ¿Es cierto que en el Nuevo Testamento el amor es más importante que la doctrina o que la verdad?

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.1Co 13:13

En el llamado «capítulo del amor», se nos dice: «Ahora permanecen la fe, la esperanza, el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor [ágape] «(1 Cor 13:13). Algunos dicen – «Eso lo resuelve todo: ¡El amor es superior!»

Pero cuando examinamos este capítulo más cuidadosamente, descubrimos que también se menciona la verdad. En 1 Cor 13:6 se nos dice que el amor «se regocija en la verdad.» En otras palabras, la fe, la esperanza y el amor son virtudes, pero la verdad tiene un estado totalmente diferente. Es el marco de referencia, el fundamento, la atmósfera sin la cual no pueden existir, en lo absoluto, virtudes como el amor.

El amor se «goza en la verdad.» ¿Por qué? Porque sin la verdad para definir, interpretar, proteger, guiar y canalizar, el amor puede convertirse en un desastre total. No nos atrevemos a colocar a la verdad en el mismo nivel de las virtudes, porque las virtudes se marchitan y mueren de no ser por la verdad.

He aquí un ejemplo en el mundo natural. No podemos imaginar la vida en este planeta sin agua. El agua es absolutamente esencial para la vida – siempre y cuando se mantenga dentro de los medios adecuados, tales como canales, acueductos y tuberías. Pero cuando el agua se sale de control, esta puede ser la segunda causa de las catástrofes más grandes que puedan ocurrir en este planeta – sólo superada por el fuego. Por un lado, es una bendición absoluta, pero por otro lado, puede ser un desastre total. Lo mismo sucede con el amor.

La definición que Dios le da al amor

El amor sin la definición Divina se convierte en la cosa más horrible en la tierra. Puede destruir a seres humanos por millones y puede ser reducido a un total sentimentalismo satánico.

El amor, según la definición de Dios, hace por una persona lo que es mejor para él a la luz de la eternidad, no importa cuál sea el costo. De alguna manera, sin embargo, cuando se trata de la evangelización del mundo, muchos se han olvidado las definiciones de Dios y han caído en el sentimentalismo.

Considere algunas Escrituras claves que ilustran la distinción entre el amor y la verdad

Entonces, Jesús dijo a los Judíos que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos. Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libresJuan 8:31-32

La libertad definitiva sólo podrá lograrse mediante la sumisión total – una rendición incondicional a la verdad. En este pasaje no se menciona nada acerca del amor.

El Amor obedece a la Verdad

Hay muchos que hablan “a boca llena” de su amor por Jesucristo y por los hombres perdidos. Pero Juan 14, subraya que la obediencia a la verdad es la forma apropiada de manifestar el amor: 

Si me amáis, guardad mis mandamientos. El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama. El que me ama, guarda mi palabra; y mi Padre le amará, y vendremos a él y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabrasJuan 14:15, 21, 23, 24

Esto es a lo que llamamos la prueba de fuego del amor: ¿Obedece un hombre los mandamientos del Señor Jesucristo? No hace diferencia alguna lo mucho que alguien habla de su amor de Dios, si no obedece a Cristo. La obediencia es lo que cuenta, no las palabras. La obediencia sin amor es teóricamente posible, pero el amor sin obediencia es, en la práctica, imposible. Es un sustituto satánico para el plan de Dios.

El Amor enseña la verdad

Juan 21 da un ejemplo de alguien que habla mucho acerca de su amor por Jesús, más cuando se trató de la obediencia, simplemente no había traza alguna de esta. Cuando llegó la presión, su decisión se derrumbó y negó a su Señor. Después de la resurrección de Jesús, nuestro Señor confrontó a Pedro amorosamente, pero en verdad: 

«Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos «Él le dijo:» Sí, Señor; Tú sabes que yo te amo «Él le dijo:» Apacienta mis corderos … Apacienta mis ovejas … Apacienta mis ovejas»Juan 21: 15-17

¿Cómo expresamos nosotros nuestro amor por el Señor Jesús de acuerdo a la lección que podemos aprender luego de que Pedro fuera confrontado? Alimentando a sus ovejas – enseñando a su pueblo y capacitándolos en

todo el consejo de DiosHechos 20:27
 – como Él también lo ordenó en la Gran Comisión: 
enseñándoles que guarden todas las cosas que yo os he mandado.Mateo 28:20

El Amor no deja nada fuera

Esto nos lleva a considerar Hechos 20, donde encontramos un buen ejemplo de un apóstol que obedeció la Gran Comisión. Él no mencionó nada sobre el amor en esta apelación final a los Efesios, pero si exhibió supremo amor hacia ellos.

¿Qué hizo por ellos? ¿Dijo Pablo, «Te amo, Te amo, Te amo»? Hechos 20:26, 27 da la respuesta: 

Por tanto, yo os protesto el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos los hombres. Porque yo no han rehuido anunciaros todo el consejo de Dios Hechos 20:26

El resultado fue

que todos los que habitaban en Asia oyeron la palabra del Señor Jesús, tanto Judios y GriegosHechos 19:10
. Pablo basó su evangelismo en la correcta y precisa instrucción doctrinal. Esta es la clave de Dios para la evangelización del mundo. A continuación, otro ejemplo.

Las palabras de Pablo

Estoy maravillado de que os hayáis alejado tan pronto de aquel que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferenteGálatas 1:6
  fueron contundentes pero necesarias, como dice en Gal. 4:16, con el fin de «decirles la verdad.» Nuestro Señor nos enseña como lograr el equilibrio perfecto.

Tenga en cuenta los dones que Dios le dio a la verdadera iglesia, el cuerpo de Cristo, para su servicio y ministerio:

Y él mismo constituyó a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, a otros, pastores y maestrosEf 4:11
 Cada uno de estos regalos dados en forma de una persona, implica una persona firme en doctrina. Todos ellos están totalmente involucrados en la verdad. Todos se dedicaban a predicar, enseñar y discipular a la luz de la verdad revelada.

No hay enseñanza alguna en el Nuevo Testamento que sugiera que el amor sea más importante que la doctrina o que la verdad.

El amor es mencionado en Ef. 4:15, donde leemos de «hablar la verdad en amor.» El amor es la motivación, la manera y el método de hablar la verdad. El amor es siervo de la verdad. Hace más fácil recibir, absorber y digerir la verdad. Pero jamás cristiano alguno debe permitir que el amor eclipse o deje de lado la verdad.

La verdad de Dios nunca puede cambiar, pero la verdad de Dios en manos de mensajeros humanos es una cosa muy delicada y frágil.

El Amor resiste el envenenamiento

No hay sistema viviente conocido por la ciencia que pueda sobrevivir sin intrincados y complejos mecanismos que le permita purificarse de los venenos. Esto también es cierto en la iglesia de Dios. Es imposible para cualquier organización espiritual sobrevivir a menos que tenga un sistema para purificarse de influencias venenosas.

Tenemos que recordar que estamos en un entorno altamente envenenado. Estamos inmersos en el mundo de satanás. Él tiene acceso constante a todo siervo de Dios a través de su naturaleza caída. Por lo tanto, ¿Cómo puede el relativo éxito del ministerio cristiano, ser evaluado aparte de la Palabra infalible e inerrante de Dios? ¿Aparte de ella, cómo se puede determinar lo que significa éxito?

El Amor Protege el Rebaño

¿Animó el Señor Jesús a sus discípulos a escuchar con simpatía a otros líderes religiosos de ese momento? Su respuesta la conocemos en 

Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapacesMat 07:15

Sin embargo, hoy los profesantes liberales y los neo-evangélicos enseñan que debemos enseñar y estudiar en universidades y colegios de teología liberales.

Pero hay una cosa peor que la desunión, y es esta: La paz que sacrifica la verdad. La verdad es infinitamente más importante que la falsa unidad del mundo.

El Amor Corrige el error

Esto lo vemos muy a menudo, que a causa de la verdad, incluso las familias se dividan por nuestro Señor para que al menos alguien dentro de esa unidad puede perpetuar la verdad de Dios (Lucas 12: 51-53). En Rom 16:17 Pablo afirma: 

Ahora os exhorto, hermanos, tenga en cuenta los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y evitarlosRom. 16:17

Si honramos y amamos al Señor Jesús vamos a tenser sumo cuidado con todas las cosas y personas que puedadn destruir su verdad. Vamos a evitar este tipo de personas.

Cuando hay una manzana podrida en el costal, la manzana podrida nunca se pondrá mejor, pero las buenos si se pudrirán. Sucede exactamente lo mismo con una vida piadosa o con la buena doctrina, la cual siempre se puede contaminar por ambientes evangélicos inapropiados. Una mera asociación de lo bueno con lo malo nunca hará lo malo mejor. La buena se daña y empeora; la mala jamás mejora (1 Corintios 15:33).

¿Es correcto que la pureza doctrinal sea sumergida descaradamente en favor del bien de una unidad eclesiástica mundana? Ciertamente esta sería una negación total de la Palabra del Espíritu Santo en las Escrituras.

Quiera el Señor darnos la sabiduría para que apliquemos su verdad en este mundo caído – con amor.

 

Copyright © 2011 por Whitcomb Ministries, Inc.
Escrituras tomados de la Nueva King James Version®.

0
  Artículos relacionados