Artículos

Canal Enlace: falso evangelio y falsos maestros

 

Hermanos y amigos, escribo este artículo movido por dolor por el daño que los malos obreros le han hecho a muchos de mis hermanos y por las mentiras que le han vendido a tantas personas. Sé que los dos son inexcusables, unos por ignorancia han caído en el error y otros por perversa astucia. Pero no deja de dolerme el hecho que tantos falsos ministros estén engañando a mis amados hermanos. También escribo esto movido celosamente por la verdad, y por el deseo de advertir acerca del error y acerca de las artimañas de sus practicantes.

Hace unos pocos días un ministerio muy famoso, que no creo necesario mencionar, escribió acerca de las maratónicas de Enlace. Las maratónicas del Canal Enlace son sesiones televisivas con call-centers pendientes a tomar las donaciones resultantes de los persuasivos argumentos de estos mal denominados pastores. Este ministerio del que hablo, escribió acerca del Canal Enlace de una manera superficial, suave y hasta condescendiente.La pregunta que debemos hacernos es en realidad: ¿Se puede ser condescendiente con la falacia, el engaño, el robo? Cualquier persona normal respondería a esta pregunta de una manera negativa. Bien, ¡cuánto más el genuino Cristiano! Un verdadero convertido está lleno de amor para con Dios, para con su Iglesia y para con Su Palabra… Jamás un genuino creyente debe ser condescendiente con las prácticas herejes que vituperan el nombre de Cristo, repito: Jamás!

Quien escribió el artículo, condenó de manera muy liviana las prácticas anti-bíblicas de recaudación de dinero del Canal Enlace. Quedó cortó, muy, muy corto en expresar el verdadero problema. Noté un exagerado cuidado en no tocar a los predicadores de este canal, ni a lo que enseñan. Un estimado hermano en Cristo llamado, Franklin, critica objetivamente ese artículo en estas palabras:

Si se quiere dar una mirada bíblica a este canal , seria un llamado a dejar de verlo y declararlo como un canal perdido, pues han dejado de obedecer a Dios para seguir el ejemplo de Balaam hijo de Beor, que quiso ganar dinero haciendo lo malo.Franklin

Estamos de acuerdo con la perspectiva de Franklin. Esta es una mirada bíblica y certera de este falso ministerio. Se debe juzgar, con justo juicio, esto es, bíblicamente. Se debe juzgar tanto la práctica como la condición del practicante. Son ellos a quienes es necesario tapar la boca, 

porque enseñan por ganancia deshonesta lo que no convieneTito 1:11

Quienes tienen el genuino deseo de honrar a Dios, a Su Cristo y al Santo Espíritu quien inspiró una Palabra clara, poderosa, autoritativa, suficiente e infalible, no deben callarse ante estas opiniones mediocres que hacen más mal que bien a las personas. ¡Una opinión mediocre y servil como la que fue publicada recientemente acerca del Canal Enlace no ayuda, antes bien, confunde!

Dejemos a los políticos eso de “ser políticamente correctos al hablar” evitando herir susceptibilidades y queriendo mantener contentos a todos los posibles votantes. Nosotros los cristianos, debemos ser personas mansas, pero con carácter; personas que amen, pero sin temor a denunciar el error doctrinal y los atropellos al Evangelio, en cualquiera de sus perniciosas formas.Quienes por la gracia de Dios hemos creído a la Verdad, aman la Verdad y viven en ella. Son deudores eternos de Dios y por lo tanto lo mínimo que se espera de tal beneficiario de la gracia de Dios es proclamar esa verdad con coraje y valentía, verdad y mansedumbre, siempre usando las Escrituras

con la mano derecha para atacar y con la izquierda para defender2 Corintios 6:7 NTV
, porque si buscamos el favor de los hombres, no podremos seguir siendo llamados siervos de Cristo (Gálatas 1:10).

Se debe, entonces, como Pedro lo hizo, juzgar las prácticas erróneas, y también a quien las practica. Eso hicieron los apóstoles, los padres de la Iglesia, y los reformadores.

Cuando Simón les ofreció dinero a los apóstoles diciendo: “Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo”, Pedro juzgó su práctica diciendo: “Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero”, pero luego pasó a juzgar también a Simón, diciéndole: “No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios”, y finalmente hizo el llamado pertinente a este hombre:

Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizá te sea perdonado el pensamiento de tu corazón; porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estásHechos 8:18-23
 Y este juzgamiento, y este llamado al arrepentimiento es el que me propongo hacer.

Enlace y su verdadero problema

El principal problema de Enlace o TBN (su canal estadounidense), no es la recaudación de dinero prometiendo bendiciones, aunque esto es algo que bíblicamente es condenable y de lo cual hablaré en un momento. Su principal error es que no predican el Evangelio bíblico. El corazón del problema no son las maratónicas, ellas son solo una derivación del mal entendimiento bíblico derivado a su vez de un incorrecto o nulo estudio de las Escrituras (al igual que su ecumenismo es un derivación de esto).

El corazón del problema es que no predican el Evangelio de nuestro Señor Jesucristo. Ellos predican otra cosa muy distinta. Eso es lo que Pablo llamó ‘un evangelio diferente’ (Gálatas 1:6), que de ninguna forma es poder de Dios para salvación. Predican un evangelio que no es el que los apóstoles anunciaron, que no es el que aparece en las Sagradas Escrituras, y por lo tanto, ellos, no son de ninguna forma ministros de Cristo, porque cambian el Evangelio, del cual Pablo fue hecho ministro (Colosenses 1:23) y anunció cumplidamente y así todo verdadero siervo de Dios ha de hacer.

Son, no en mis palabras, sino en las de las Escrituras, anatemas (Gálatas 1:9). Sinónimos de esta palabra son ‘malditos’, ‘execrables’, ‘detestables’.

Ellos no aman al Rebaño del Señor, porque ellos mismos no pertenecen a él. Ellos no fortalecen a las ovejas débiles, no curan a las enfermas, no vendan las perniquebradas, ni traen al redil las descarriadas, solo se enseñorean de ellas con violencia y dureza, y, claro, con mucha astucia y maldad, ignorando el severo juicio que el Dios vivo, ante el cual es terrible cosa caer en Sus manos, tiene para ellos. Los tales son ladrones y salteadores, se apacientan a sí mismos; solo vinieron para hurtar, matar y destruir, y no para dar vida, a través de la predicación del verdadero Evangelio bíblico, la vida que Cristo vino a dar en Sí mismo, a través de la fe en Él (Juan 10:10). No alimentan al Rebaño del Señor con todo el bendito y santo consejo de Dios.

Utilizan las Escrituras para ‘ganancias deshonestas’, y tienen apariencia de piedad para enriquecerse (1 Timoteo 3:3; 1 Timoteo 3:8; Tito 1:7; Tito 1:11; 1 Pedro 5:2; 1 Timoteo 6:5).

Hombres y mujeres así tampoco aman al Pastor de este rebaño, y eso los hace doblemente anatemas, ministros de Satanás, falsos profetas, obreros fraudulentos, que se disfrazan de ministros de Cristo, tal como Satanás se disfraza de ángel de luz, pues son las obras de su padre, las únicas que saben imitar (1 Corintios 16:22; 2 Corintios 11:13-14:).

Realmente, nadie se puede beneficiar de un canal que no enseña la verdad.

Individuos como estos siempre causan problemas. Tienen la mente corrompida y le han dado la espalda a la verdad1 Timoteo 6:5
. Un canal que pervierte el Evangelio, y no lo predica, un canal que es amador de “ganancias deshonestas”, no es un canal que contribuya al alma de nadie. Los predicadores que hay allí, no predican la verdad, y si lo hicieran, ya se hubieran apartado del canal y de sus dirigentes y empleados, ¡eso es un mandato bíblico! (1 Timoteo 6:5), pues, “¿andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?” (Amós 3:3).

Las maratónicas, por ejemplo, no han manchado en lo más mínimo el Evangelio. Decir que sí es un grave error. ¿Por qué digo esto? Porque en Enlace no se predica el Evangelio. Ese molesto nombre de “evangelio de la prosperidad”, que no es el Evangelio de ninguna forma y al cual prefiero llamar movimiento de la prosperidad o con cualquier otro nombre que no incluya el Evangelio, es lo que ellos enseñan, no el evangelio. Enlace no lucra con el Evangelio, porque Enlace no predica el Evangelio.

Acerca del movimiento de la prosperidad

A propósito, al principio dije que hablaría sobre la recaudación de dinero prometiendo bendiciones, y haré eso en este párrafo. Éste movimiento, para conocimiento de quienes lo ignoran, proclama cosas tales como: “Primero el dinero, después las cosas, eso es una ley aquí en el canal de Televisión Enlace; dinero primero, cosas después… y cuando se abra el cielo, paga y paga y paga” [Jonás Gonzales, fundador de Enlace, Maratónicas 2011], “Siembre… y todo lo que le pidas al padre, y todo es todo, él te lo va a dar… Siembre para que [Dios] lo prospere” [Cash Luna, Maratónica Mayo 2014], “No razones, cree solamente… atrévete a pactar en este día” [Ana Maldonado, Maratónica Mayo 2008] “¡Basta de acostumbrarme a la enfermedad! Yo le creo a Dios” [Cash Luna, Maratónica Agosto 2014], entre muchas otras frases y prédicas semejantes, que proclaman a un dios que es solo un ‘genio domesticado’, al cual, con solo frotar su lámpara, deberá hacer todo aquello que se le pida, mayormente, si se le paga por esto.

Se coloca al Dios Soberano y Todopoderoso como un simple medio para los fines del hombre, como si el Señor debiera a los hombres todo aquello que ellos le pidan. Se corrompen las Escrituras para enseñar el error.

Este mensaje de prosperidad, promete salud, riquezas y felicidad a través de sembrar o pactar con Dios. Sí, esto es de condenar. Sí, esto es herejía. Sí, esto es una vuelta a la venta de las indulgencias tal como ocurría en la época de Lutero, con la diferencia de que ahora se venden bendiciones, y que ya no se llaman indulgencia, sino ‘siembras’, ‘pactos’, ‘maratónicas’. Sí, claro que lo es. Pero, repito, el verdadero problema está más allá.

Es la tergiversación de la verdad, empezando por la manipulación del Evangelio, pues éste nunca pide, solo da. De eso se tratan las buenas noticias: de buena información útil y necesaria para el hombre, de enseñanzas, como diría Spurgeon, sobre asuntos que los hombres necesitan entender, con afirmaciones que tienen como finalidad la bendición de los que las oigan y las crean. Pero Enlace, y todo el que se asemeje a ellos, no enseña la verdad, y tal como tener a Cristo y estar en Él da muchos frutos para la gloria de Dios, el no escudriñar las Escrituras ni enseñar la verdad, trae como consecuencia muchas prácticas erradas.

El llamado

Así, pues, hago un llamado amoroso y urgente a todos los que se dejan llevar por canales y falsos maestros como estos, a que huyan de ellos, a que se aparten de iglesias así y busquen una bíblica, y a que no participen más de sus malas obras, pues, aunque ustedes quizás no estén de acuerdo o no las practiquen, al no separarse de los tales, se están complaciendo con quienes sí las practicas y están patrocinando el engaño a la vez.

La orden del Apóstol a quienes comercian y mercadean la fe es clara: «apártate de los tales». No desobedezcan al Señor. A la vez es un llamado a que dejen la ignorancia y escudriñen las Escrituras, y no sean almas inconstantes e indoctas que puedan ser arrastradas por cualquier viento de error.

En cuanto a Enlace, no haga donaciones a este canal, no auspicien el error. Dejen de verlo, es un canal perdido, en el mejor de los casos dirigido por ciegos y en el peor sostenido por apóstatas, comerciantes del favor Divino e impostores.

Hago a la vez un llamado a los falsos maestros, a los malos obreros, a que se arrepientan de su maldad y/o ignorancia y que oren a Dios, con un corazón humillado. Tal vez Él les perdone su condición corrupta, porque, realmente, están en prisiones de maldad y el juicio del Dios que se llama a Sí mismo, fuego consumidor, no se tarda ni su perdición se duerme (2 Pedro 2:3). Dejen de seducir a las almas inconstantes, y vengan al camino recto, o la más densa oscuridad estará reservada para ustedes para siempre.

En especial…

Este también es un llamado para quienes bien se suscriben voluntariamente al Neo Calvinismo o a la Reforma “deformada”.

“Muchas personas no conocen esa genuina reforma histórica y radical en esencia. Lo que conocen es una versión mermada y deformada de la reforma. En otras palabras, muchos conocen una «reforma a su vez deformada» por famosos pastores Norteamericanos [y por diferentes ministerios que se hacen llamar bíblicos], quienes la han sabido acomodar a las necesidades culturales del mundo de hoy. [No continúen] imaginándose y viviendo una reforma que dista años luz de la original”.César A. García - Gracia Redentora, Pastor.

El movimiento Neo-calvinista, política y livianamente condena ciertas prácticas erróneas mientras que decide defender otras. Este movimiento a través de sus ministerior asociados livinamente condenan algunas prácticas pero abrazan a quienes las practican. Estos ministerios y pastores Neo-Calvinistas se unen en la proclamación del Evangelio (aun de formas anti-bíblicas), con quienes le hacen daño de diferentes formas al Cuerpo de Cristo enseñando el error.

Termino diciendo… 

A todos los que han leído este artículo,  les llamo a orar a Dios y a pedir su gracia y provisión de ese santo carácter necesario para andar conforme a su Palabra en un mundo que odia a Dios, que niega a Cristo y que menoscaba la autoridad de Su Palabra. Sobre todas las cosas, les llamo en el amor del Señor a orar y a pedir de Dios ese carácter necesario para no luchar más contra la verdad, sino a dar sus vidas en servicio a Cristo por el avance de Su verdad.

– Mi nombre no importa, SOLI DEO GLORIA –

0
  Artículos relacionados