Artículos

¿Es el premilenialismo dispensacionalista una doctrina bíblica?

En vista del mal que la confusa posición Premilenialista, y en especial la Premilenialista Dispensacional (para distinguirla de alguna manera, por así decirlo, de la Premilenialista Histórica)  ha causado a la iglesia de Cristo, me veo movido por principios, a escribir unas pocas líneas al respecto, jamás profundizando lo suficiente para tratar de decir que este artículo expone suficientemente las diferentes posturas mileniales.

Es una lástima ver como el Dispensacionalismo con su exégesis reciente, mística (en cierta manera), sensacionalista y claramente acomodada, ha causado y aún continúa causando confusión, desorden y división. Afirmo, y muchos de ustedes quienes me conocen, saben que defiendo vehementemente las doctrinas bíblicas que causan división, pues la Palabra de Dios es la que separa lo mundano de lo santo y ultimadamente el error de la verdad. Pero las causales de división que se originan en ideas y métodos humanos, son dignas de condenar, de refutar y como en este caso, si el esclarecimiento de un par de aspectos anteriormente desconocidos es de beneficio para el Pueblo de Dios, pues quiera el mismo Señor usarlos para la gloria de Su nombre.

Los curiosos aman lo sensacional

Está en la naturaleza humana conocer lo que desconoce. Nos atraen muchas cosas y muchas otras cautivan nuestra atención por encima de otras. Unas nos interesan más y otras menos. Pues bien, la escatología (que es el estudio del final de los tiempos -como lo percibimos en la actualidad) es quizás junto con la profecía, los dos aspectos alrededor de los cuales, giran incontables iglesias profesantes de la fe cristiana en la actualidad. La escatología sacia la curiosidad de muchos y la profecía hace algo similar. La escatología dice lo que va a pasar al final y la profecía lo que va a pasar con su vida hasta que llegue ese final.

Bien interpretadas, ambas nos dan respuestas de los sucesos por venir. Pero cuando son mal interpretadas y tenemos que ese es el caso recurrente, estas sacian la curiosidad de las personas. En el mejor de los casos, tanto la escatología como la profecía, se convierten en cuestiones obsesivas para sus seguidores y en el peor se tornan en «drogas» para saciar la curiosidad de los junkies ávidos de conocimiento.

Si bien es cierto que muchos de quienes creen en la fantástica historia del rapto secreto, de las terribles decapitaciones de la gran tribulación y de las inimaginables tácticas de las huestes de maldad en la batalla de Armagedón, son genuinos hermanos en Cristo (no puedo decir la mayoría ni mucho menos, todos), otros simplemente aún siguen cautivos de sus pecados como almas no renovadas y presas de fantasiosas interpretaciones espectacularmente humanas que le han dado a la Palabra del Señor los indoctos que tuercen la Escritura para su propia perdición y la de muchos que les creen.

Esta afirmación no es temeraria, ni atrevida y mucho menos hecha como «a la topa-tolondra» sino más basada en la asociación natural que existe entre lo sensacional de la profecía y la escatología del pentecostalismo-carismatismo y la carencia de muchos de sus seguidores de una genuina experiencia de conversión. Jamás lea esas palabras como si estuviese afirmando que todos los amigos pentecostales y carismáticos están errados escatológicamente… Jamás lea esas palabras como si estuviese afirmando que todos los amigos pentecostales y carismáticos son mundanos… Jamás afirmo eso. Lo que digo, vuelvo y lo repito, es que históricamente hay una relación entre el recién fundado pentecostalismo (que técnica e históricamente tiene menos de 120 años) y las doctrinas fantasiosas escatológicas asociadas con el premilenialismo, tanto histórico como dispensacionalista, siendo este último una aberración extrema del premilenialismo, que tienen menos de 190 años.

El caminar espiritual de muchos de sus seguidores gira mayormente en torno a lo fascinante e intrigante (que por naturaleza cautiva la atención de los curiosos) y al cálculo de los tiempos y todo esto tiene un precio… todo este afán de indagar acerca de lo que va a ocurrir viene en detrimento del cuidado y de la diligencia de la responsabilidad de santificarse por la gracia de Dios. Debemos anhelar la gracia de Dios, más que cualquier cosa en nuestras vidas. Añoremos, pues, la gracia de Dios para que por su gracia, seamos dignos de ser librados de la ira venidera.

Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?Lucas 3:7
y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.1 Tesalonicenses 1:10

No es pecado…

No es pecado ignorar la correcta posición escatológica y estoy firmemente convencido de que la diferencia en posiciones escatológicas no será un colador para entrar al cielo (si ha ocurrido una genuina y evidente conversión de la persona por la gracia de Dios), pero si es pecado, saber que algo que ha sido inventado por el hombre, sea acogido sin ningún tipo de evidencia histórica que prueba lo contrario..

Para comenzar esta breve meditación, me veo en la necesidad de intentar catalogar, a qué perspectiva escatológica pertenece usted como creyente.

A-Milenialismo

Digamos simplemente (pues es mucho lo que podríamos hablar al respecto) que si usted es Amilenialista, usted cree que la Parousia, o la aparición gloriosa y fulgurante de Cristo por segunda y última vez, sellará el periodo en el que actualmente vivimos, que es llamado la era del Evangelio (o el milenio interpretado de una manera no literal) y que ese retorno glorioso inaugurará la eternidad en perfecta comunión entre Cristo y Su pueblo redimido.

Pre-Milenialismo

En contraste, si usted es Premilenialista, usted ha sido convencido de que la segunda venida de Cristo, inaugurará el reino literal de Cristo de mil años. Usted es llamado premilenialista porque bien, cree que el rapto ocurrirá después de la Gran Tribulación (Premilenialismo Histórico) o cree que el rapto ocurrirá antes de la Gran Tribulación (Premilenialismo Dispensacional), en cualquier caso debo asumir que usted cree que después de todo esto habrá un reinado literal de Cristo por 1000 años, después de los cuales Satanás será liberado para posteriormente ser vencido en una batalla de magníficas proporciones (algunos de ustedes creen que la batalla será contra los Rusos y los Chinos porque creen que ellos son Gog y Magog, etc…) Muchos de ustedes, amigos premilenialistas, creen que el Señor regresará en 2 oportunidades más, mientras que hay otros extremos que creen hasta en 3 y aún en 7, por no mencionar que quizás el número de días en los que usted cree que habrá resurrecciones es de al menos 2 o 3. 

Post-Milenialismo

Por último, si la idea que usted acepta es la de que Cristo volverá después de que se haya establecido el reino en la tierra, usted puede ser llamado Postmilenialista.

Muchos dicen, el premilenialismo es fascinantemente fatalista, el postmilenialismo es orgullosamente triunfalista y el amilenialismo es extremadamente neutral y aburrido. Si lo aburrido es bíblico, entonces los Amilenialistas son bíblicamente aburridos.

¿Cuál es el punto?

Pero el punto de este breve artículo, no es (como ya lo fije) re-escribir lo que miles y miles de personas han escrito, sino de proveer algunas pruebas históricas que ponen al descubierto el carácter anti-bíblico del Dispensacionalismo.

La idea del “Arrebatamiento” florece alrededor del siglo 18 y no antes y de eso no hay discusión alguna, trate de probar lo contrario históricamente! Permítanme ser claro, esta doctrina fue ajena y extraña a la iglesia de Cristo desde el primer siglo, es decir, jamás esa fue la enseñanza de Cristo, ni de Pablo ni de tampoco de ninguno de los profetas del Antiguo Testamento. Al hallar que no hubo trazas  de esta enseñanza en la iglesia Neotestamentaria del Primer Siglo, sugiero demos un salto de 1800 años para ubicarnos en Londres, Inglaterra, donde nació quien fuese el «padre artífice y fundador» de la doctrina futurista y fantástica que muchos tienen por bíblica, John Nelson Darby. Desafío a todo lector serio a que desmienta la historia! Darby entonces fue el arquitecto de un sistema de teología futurista donde “el rapto secreto” fue el epicentro y joya de su corona teológica.

Darby, creyó que el “Reino” mencionado por el profeta Isaías, era enteramente diferente a la iglesia cristiana, de allí se deriva la idea que Dios trata con dos pueblos: los judíos y los gentiles. Esta idea, quiera esta doctrina decirlo o no, da la apariencia que no hubo inauguración de la iglesia universal de Cristo conformada por gentiles y judíos convertidos en el día de Pentecostés, para Darby y para sus seguidores desde 1830, la idea de que Dios trata con dos pueblos, Israel y la iglesia, se convirtió en el centro de sus ideas escatológicas. Y de veras quisiera hablar mucho más al respecto, por ejemplo, de cómo esta doctrina invita a sus adeptos a creer que Dios posee un conjunto de reglas para los judíos y otro para nosotros, los gentiles convertidos. Quisiera hablar más detalladamente de cómo esta doctrina, evita a toda costa una correcta exégesis de

No que la palabra de Dios haya fallado; porque no todos los que descienden de Israel son israelitas, 7 ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia. 8 Esto es: No los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes. Romanos 9:6-8

Darby + Scofield = Error!

Darby es sin lugar a dudas «el padre del dispensacionalismo», siendo el “rapto secreto” la esencia de su propia interpretación teológica. Las doctrinas de Darby fueron popularizadas sin lugar a dudas por C.I. Scofield, quien dio por ciertas estas ideas y las “inmortalizó” en la Biblia de Scofield, que fue publicada por primera vez alrededor del año 1900. Y yo les voy a decir una de las muchas razones del por qué, el sistema dispensacionalista de Darby y Scofield, fue tan acogido. Al final de la segunda guerra mundial, bueno un par de años más tarde y cuando el mundo presenció la formación del estado de Israel en 1948, el mundo pentecostal y carismático que ya andaba en furor y prominencia, vio las perspectivas proféticas de Darby y Scofield como totalmente vindicadas por los hechos que acontecían. De hecho, millones y millones de Biblias de Scofield fueron impresas y vendidas poco tiempo después en Estados Unidos de Norte América, país desde donde se propagó con fuerza la falsa enseñanza dispensacionalista.

Si usted es Premilenialista Dispensacionalista, es bueno que sepá de dónde Darby tomó sus ideas…

Si bien dijimos que nuestra intención no era re-escribir lo que ya está escrito, quedan sin embargo algunas preguntas, ¿Ocultó Dios de la iglesia, por más de 1800 años, la verdad acerca del final de los tiempos? ¿Es la Biblia tan complicada que nadie la entiende? Pero la pregunta que más nos interesa es, ¿Le reveló Dios a Darby estas ideas futuristas? La respuesta es un rotundo NO. Las ideas futuristas, sensacionalistas y anti-bíblicas que forman las bases en las que muchos creen en el Rapto… se deriva de quien? Bien, veamos las pruebas históricas:  

  1. La forma más sencilla de probar que la “sensacional idea” del Rapto Secreto jamás fue conocida por cristianos anteriores a los tiempos de Darby (o en su defecto, a la iglesia de los “Hermanos de Plymouth” es la admisión de ellos mismos al respecto, en sus propias palabras ellos afirman: «Un número de doctrinas que están ahora muy extendidas en los círculos evangélicos fueron descubiertas por primera vez por los Hermanos de Plymouth o fueron promovidas y propagadas por los mismo (Hermanos de Plymouth). En ningún orden en particular estos incluyen: El rapto pre-tribulación, el dispensacionalismo» (Fuente: Contribuciones Teológicas de los Hermanos de Plymouth, Preguntas y Respuestas # 16)
  1. Los historiadores todavía están tratando de determinar cómo o dónde Darby lo consiguió…. Posiblemente, la única explicación es aquella que se apega a la propia explicación de Darby quien afirmó: “Saltó de la páginas de la Escritura» . (Fuente: Timothy P. Weber, Viviendo a la sombra de la Segunda Venida: Premilenialismo americano 1875-1982, 1983 AD, p 21-22). Me pregunto si usted se sentiría confortable creyendo en la doctrina de una persona cuya teología salta místicamente de la «Palabra»
  1. «¿De dónde sacó Darby estas ideas? La respuesta es, en la década de 1820 y de 1830, estas enseñanzas casi se podían “palpar” en el aire entre quienes estudiaban ansiosos las profecías no cumplidas». (Fuente: FF Bruce (Bruce es un conocido estudioso quien es miembro de los Hermanos de Plymouth) «El Increíble Origen de la Pre-Tribulación » (Vol XLVII, No. 1)
  1. «Hasta cuando fue puesto de manifiesto a través de los escritos, de la predicación y la enseñanza de un distinguido ex-clérigo, el Sr. John Nelson Darby, en la primera parte del siglo pasado, la teología rapto, apenas se encuentra en un solo libro o sermón, por un período de 1600 años 230-1830 D.C. » (Fuente: Harry Ironside, Los Misterios de Dios, 1908).
  1. Hasta los mismos premilenialistas clásicos niegan las ideas dispensacionalistas: «Alrededor del año 1830 una nueva escuela surgió dentro del redil de Premilenialismo que buscaba derrocar lo que desde la época apostólica, ha sido considerados por todos los premilenialistas como cosas ciertísimas, para establecer en su lugar una serie de doctrinas que nunca se había oído de antes. La escuela a la que hago referencia es la de «Los Hermanos de Plymouth, cuyo miembro prominente fue J.N. Darby». (Fuente: Alexander Reese, El Advenimiento de Cristo, página 18)
  1. «Ahora bien, conviene recordar que antes de 1830, ningún indicio de ninguna clase se puede encontrar en la literatura cristiana desde Policarpo… Sin duda, una doctrina que no encuentra exponente o defensor en toda la historia y que por 1800 años después de la fundación de la Iglesia nunca fue enseñada por un padre o doctor de la Iglesia en el pasado, que no tuvo Comentarista de la lengua griega en ninguna escuela teológica hasta mediados del siglo XIX para darle su aprobación… tal doctrina huérfana sin madre ni padre cuando exija la aceptación universal, debe someterse a un examen cuidadoso antes de que sea admitida y aceptada como parte de «la fe una vez dada a los santos». (Fuente: Robert Cameron, Verdad sobre El regreso del Señor, página 72-73).
  1. «Darby introdujo en el debate de Powerscourt (1833) las ideas de un rapto secreto de la iglesia y de un paréntesis en cumplimiento profético entre la sexagésima novena (69) y septuagésima (70) semana de Daniel. Estos dos conceptos constituyen los principios básicos del sistema de la teología ya conoce como dispensacionalismo «(Fuente: ER Sandeen, Las raíces del fundamentalismo 1800-1930, University of Chicago Press, 1970)

Creo que estas son suficientes pruebas históricas, para el lector serio, de que la doctrina del Premilenialismo Dispensacionalista, es una doctrina humana y por ende, digna de ser rechazada por la iglesia de Cristo. La intención de este artículo es la de mostrar la otra cara de la moneda (la histórica) que pocos conocen.

¿Qué entonces es lo importante de la escatología?

El autor de este breve artículo siempre ha afirmado que el aspecto más relevante de la escatología no es convertirnos en “maestros de finales de los tiempos” como muchos pretenden, sino de progresar en santificación, andando diligentes y preparados, y esperando la manifestación gloriosa de nuestro Señor y Salvador Jesucristo…

Quizás algún día tenga el tiempo para definir cuestiones como el milenio, “la gran tribulación”, apostasía, Israel, la Iglesia y explicar algunas profecías que son centrales en cualquier estudio escatológico, por ahora no tengo ni el tiempo ni el interés de escribir acerca de lo que muchos hombres de Dios en el pasado y en el presente han claramente escrito. Lo que procuré (aunque humildemente, no sé si lo logré) fue definir someramente las posiciones escatológicas y de proveer interesantes datos históricos e irrefutables con el fin de poner al descubierto una interpretación a la Escritura por la que muchos se han dejado «encantar» en vez de escudriñar la Palabra e investigar el trasfondo histórico de tal doctrina, es decir, muchos de los adherentes a la posición Premilenialista Dispensacional son personas (y respetuosamente me dirijo a ellas) que han ignorado la historia de la iglesia y el derecho y obligación que tienen de hacer ellos mismos una correcta exégesis, en favor de las cautivadoras exposiciones escatológicas de personas que han errado garrafalmente al hacerla.

Sostengo una vez más, que hay algunos hermanos quienes tienen una perspectiva escatológica diferente a la que sostienen las iglesias tradicionales evangélicas que se derivaron ultimadamente de Pentecostés, y a pesar de esto estas son personas con quienes no tendría problema en tener comunión ministerial. Estos hermanos, quienes son hermosas almas redimidas por nuestro bendito Señor y hechas joyas de Su corona, están lamentablemente equivocados.

Me preocupa ver el daño de las novedosas ideas del rapto secreto, la restauración de Israel como nación, la Gran Tribulación, la Batalla de Armagedón, etc… (quienes son sostenidas por reconocidos pastores reformados en la actualidad al igual que por renombrados “cristianos mesiánicos”, por mega-iglesias pentecostales y carismáticas y también por sectas). De veras me preocupa que usted pueda ser uno de aquellos que mantiene más preocupado en «conocer lo que sucederá antes y durante el fin» que en estar preparado en santidad para cuando le llegue su fin. De igual manera, es una tragedia que muchas iglesias le abran las puertas a conferencias mesiánicas, proféticas y escatológicas, en vez de estar ocupadas sierviendo fielmente al Señor para cuando el venga a separar la cizaña (profesantes) del trigo (genuinos creyentes)

Es fácil

A la verdad, es fácil creer en lo que es evidente y no requiere de una labor de interpretación bíblica… es fácil no pensar en ello y continuar como usted está… es más fácil conservar nuestro orgulloso que reconocer que podemos estar equivocados.

Aceptar una posición escatológica sin fundamento bíblico como el Premilenialismo Dispensacional sólo requiere gran fe en el hombre y una medida de mediocridad personal, pero hallar la verdad, requiere la gracia de Dios para quitar el orgullo sin sentido que pueda existir en su posición escatológica, requiere la iluminación del Espíritu en la Palabra, para mostrarle la interpretación natural y correcta de los textos a tratar.

En muchos casos, para aceptar una posición escatológica sin fundamento bíblico como el Premilenialismo Dispensacional lo único que se requiere es una morbosa curiosidad por los hechos futuros mientras que para lo otro, a saber, escudriñar por nosotros mismos la Escritura sin prejuicio alguno, se requiere la gracia de Dios.

Quiera el Señor librarnos de caer presa de ideas erróneas generadas por los hombres y quiera el Señor iluminar nuestra mente y entendimiento para una comprensión de Su Palabra, la que Él inspiró por su Espíritu y la dio UNA (y sólo una) VEZ, a los santos hombres de Dios, con uno y sólo un propósito y significado.

En Conclusión…

Muchos elementos del Premilenialismo, como el rapto, la Gran Tribulación, Armagedón, etc… son sin lugar a dudas algunas de las enseñanzas más acomodadas y complejas, jamás inventadas por el hombre.

0
  Artículos relacionados