Somos una iglesia Cristiana con un propósito firme: honrar al Señor en obediencia a su Palabra, evitando hacer lo que creemos que a Dios le agrada. Hay una gran diferencia entre hacer lo que a Dios le agrada (obedecer los mandatos bíblicos) y hacer lo que creemos que le agrada.

1.Creemos en las doctrinas bíblicas de la gracia

Nosotros creemos firmemente en las Doctrinas Bíblicas de la Gracia y nuestra congregación se fundamenta en el principio de las “5 Solas”

  1. SOLO ESCRITURAS
  2. SOLO FE
  3. SOLO GRACIA
  4. SOLO CRISTO
  5. SOLO A DIOS LA GLORIA

2.Somos una congregación con una clara e histórica Confesión de Fe

Estamos convencidos por la Escritura de que ella y sólo ella se constituye en la norma de Fe y de Vida para el creyente. Al igual que para el creyente, la Escritura provee de manera clara la regla de Fe y Vida para la iglesia (como conjunto de creyentes), es decir, en qué se debe creer (doctrina) y cómo debe dar testimonio y llevar a cabo la gran comisión (práctica). La Confesión de Fe es una excelente herramienta que resume de manera clara y detallada los principios por los que a “grosso modo” nos regimos. Si está interesado más a fondo en conocer, la Confesión Bautista de Fe de 1689 por favor le invitamos a hacer link en el anterior enlace.

3.Predicamos el Evangelio

Creemos en la oferta universal de salvación, también llamada la libre oferta del evangelio, dedicando un servicio cada domingo a la persuasiva predicación evangelística. Oramos para que Dios use esto para la salvación de las almas preciosas. La evangelización es un deber primordial para nosotros.

4.Adoramos al Señor Dios, en Espíritu y Verdad, de una manera reverente, tradicional y bíblica

No tenemos bandas, instrumentos, danzas o panderetas: Los instrumentos no son adoración ni tampoco ayudan a la adoración.

Creemos que la adoración tradicional está en consonancia con la clara enseñanza de la Biblia. La adoración debe ser gloriosa y reverente, levantando nuestras mentes en alabanza, acción de gracias, arrepentimiento, dedicación e intercesión. Los himnos tradicionales de antaño difieren de la “alabanza moderna con bandas musicales” – Nuestra intención no es la de entretener, como si la casa de Dios fuera un teatro o sala de baile, sino que alabemos y adoremos y apreciemos a Dios Todopoderoso.

5.Como Iglesia, laboramos para la extensión del Evangelio – Ningún otro debe ser el propósito de una iglesia local.

Nosotros tratamos de honrar el concepto de la iglesia que labora arduamente para la gloria de Dios. Esto significa que todos los verdaderos creyentes deben servir al Señor, si es posible para ellos hacerlo, uniéndose en las actividades de la iglesia para dar gloria a Dios. Con este énfasis una iglesia puede llevar a cabo grandes esfuerzos de extensión del evangelio. Los cristianos no son sólo una ‘audiencia del domingo’ pero una compañía de trabajadores comprometidos y dedicados al Señor.

6.Somos obedientes a la separación bíblica

Creemos que el pueblo de Dios debe mantenerse alejado y retirado de las mundanalidades y falsas enseñanzas del Cristianismo moderno. Esta es la doctrina bíblica de la separación. La falsa enseñanza niega la inspiración y la infalibilidad de la Biblia, así como otras doctrinas fundamentales de la fe. Las verdaderas iglesias deben defender y preservar la verdad a toda costa, sin comprometer el único camino de salvación estipulado en las Escrituras por nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

7.Creemos que la reunión de oración es de suma importancia para la vida de la Iglesia

Creemos en la importancia de la oración, y mantener la Reunión de Oración de la Iglesia como una reunión entre semana es de suma importancia. Sin la bendición de Dios en respuesta a la oración, todo nuestro testimonio sería en vano. La oración colectiva como iglesia es fundamental.