Debido al contenido de este tema, le recomendamos hablar con su pastor o líder, si queda con alguna inquietud.

César García, IBGR, Pereira

ÉTICA CRISTIANA

Introducción

Al hablar de ética cristiana, no es extraño que exista confusión. A diario, de uno u otro modo, en el contexto de nuestros hogares o en el laboral, nosotros usemos las palabras ética cristiana y moral. Por lo general tendemos a igualar estas dos palabras como si fueran sinónimos, cuando en realidad no lo son; por esto es muy importante que aprendamos a distinguir la diferencia entre la ética y la moral.

Definición de términos

El termino moral tiene un carácter práctico, mientras que ética cristiana se refiere a una tiene una connotación un poco más teórica o filosófica principalmente.

La moral consiste en reglas, prácticas, costumbres y hábitos que una comunidad define como buenas. De hecho, todos nacemos dentro de comunidades que tienen una visión de lo que es bueno y malo. La ética cristiana reflexiona y analiza las prácticas morales de un grupo, comunidad o sociedad, mientras que la moral son precisamente esas reglas, normas, leyes o prácticas. En pocas palabras, mis hermanos, la ética se pregunta si las normas morales que rigen nuestra conducta y nuestras instituciones son en realidad las que deben servir como nuestros criterios normativos.

Los criterios regulan lo que es bueno o malo

Aquí usted ya puede entrever que lo que para el mundo es ético, no necesariamente lo es para el cristiano; y esto es así porque sencillamente los criterios que regulan qué es bueno y qué es malo para el mundo, provienen del abandono de la Palabra de Dios, y por ende, del progresismo y liberalismo en el han caído las instituciones sociales y gubernamentales. El cristiano por el contrario tiene “un algo” … “un algo” que define de manera precisa y a la vez absoluta aquello que es bueno y malo… “un algo” que no deja por fuera de su escrutinio ninguna conducta, palabra o comportamiento… “un algo” que es la norma de lo que es justo o injusto … ¿Cuál o qué es ese algo? … Ese algo es la Palabra de Dios, y más específicamente hablando, la Ley Moral de Dios.

Pero antes de hablar acerca de la Ley Moral de Dios como norma suprema de obediencia y como el perfecto estándar que determina la pureza o impureza, la bondad o la maldad, la justicia o injusticia de una palabra, pensamiento u obra, no quiero que ignoremos la intrínseca relación entre los términos ética y moral, citando la palabra de cierto autor “La ética viene a ser, pues, la consideración, el estudio o el análisis de las reglas o principios morales que rigen las acciones de los seres humanos con referencia a su justicia o injusticia, a su tendencia al bien o a su tendencia al mal.” Es decir, la ética es como la regla que emite el veredicto de si una acción, palabra o pensamiento es correcto o incorrecto, basado en una Ley que cobije al individuo.

Ejemplificando

Por ejemplo: la ley de este país permite que dos personas del mismo sexo puedan casarse. Así que si dos hombres van a un juzgado y son casados por un juez, y al final de la ceremonia ellos se besan y se abrazan y se acarician, la ética civil de nuestra sociedad dice “eso está bien porque sus acciones están amparadas por una ley que avala tales prácticas” … la ética cristiana sin embargo condena esta práctica porque las acciones inmorales de esta pareja homosexual van en contra de la Ley de Dios.

Le invitamos a escuchar la ponencia…

Si va a escuchar esta ponencia, recuerde las siguientes amables advertencias:

  • Ninguna de nuestras ponencias al respecto de la ética jamás pretende convertirse en un derrotero o modelo moral para su vida en particular.

  • Si tiene dudas, por favor ore, lea la Escritura, y consulte a su pastor. (Si no tiene, sírvase formular la pregunta aquí.

Ética Cristiana