Cubierta con la gracia de Dios

Autor: Fanny Zapata / Libro: Génesis / Tema: La vida de José / Nota: La hermana Fanny es una querida hermana de IBGR Pereira quien fue maestra del estado durante toda su vida laboral. Agobiada severamente por sus múltiples dolencias, y siempre con la debida gracia para hablar de las maravillas de su Dios, hoy día nuestra hermana rara vez puede congregarse debido a sus impedimentos físicos. Muchos en IBGR hemos escuchado algunas de sus poesías y ahora nuestro Pastor decide (con el permiso de la hermana) publicar una selección de estas para beneficio y deleite del lector.


Noemí, mujer piadosa y su esposo Elimelec,
por causa de la gran hambre abandonaron Belén;
en los campos de Moab habitaron por diez años, 
y fue allí donde sus hijos con moabita se casaron.

Pero murió Elimelec, sus hijos también murieron,
y Noemí con sus nueras irse a Belén decidieron;
porque los días del hambre en Belén habían pasado,
y ya a ellos el Omnipotente los había visitado.

Pero al salir de Moab, Noemí quiso devolverlas
a la casa de sus padres y que no fueran con ella;
Orfa sí se devolvió, pero Ruth no quiso hacerlo,
ella se fue con su suegra, pues le tenía gran afecto.

“Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios”
fue la expresión con que la Ruth a Noemí le respondió;
dejó su casa en Moab y a Belén se dirigió,
y en creyente al lado de ella, por la gracia de Dios se convirtió.

Ella quería estar donde su suegra estuviera,
ella quería vivir donde su suegra viviera;
pues no quería separarse de esa buena mujer
que se sintió tan sola al llegar la vejez.

En los campos de un pariente cuyo nombre era Booz,
Ruth se fue a trabajar con la bendición de Dios;
el admiró la nobleza y la gran fidelidad
de la mujer moabita que allí llegó a trabajar.

En Booz encontró la gracia que le permitió entrar
en una nueva familia: la familia espiritual;
la gracia de Dios también maravillosa llegó,
y del Señor Jesucristo, ascendiente se volvió.


Notas adicionales:

1) Esta página puede ser copiada y citada sin necesidad de solicitar permiso, siempre y cuando su contenido permanezca sin alteraciones.