[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Es necesario hacernos esta pregunta por muy obvia que sea, ¿Qué es el Evangelio?

El Evangelio es el mensaje de buenas nuevas para la raza humana en el que Dios promete perdón de pecados, reconciliación con Él mismo, paz y vida eterna, a cualquier pecador que por Su gracia se arrepienta de sus pecados y crea en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18

¿Cómo es predicado el Evangelio en Gracia Redentora?

El mensaje del Evangelio es precedido por un razonamiento bíblico de la naturaleza del hombre (impudicia, avaricia, indelicadeza, despreocupación espiritual, ateísmo, etc.) que tiene como propósito mostrar el pecado (si es que el Espíritu Santo abre los ojos de quienes escuchan) para luego resaltar desde nuestro púlpito la vida, obra, muerte y resurrección del Señor Jesucristo, llamando los pecadores a la fe y al arrepentimiento.

¿Fe, sólamente?

A propósito, en el Evangelio, el nombre de Jesucristo no debe ser separado como lo hacen no pocos, quienes argumentan que sólo la fe es necesaria, más no el arrepentimiento. ¿Qué pues, ahora el arrepentimiento no es necesario en la predicación evangelística?

Que la Escritura responda:

Mat 3:2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
Mat 4:17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.
Mar 1:15 diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.
Hch 3:19 Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio,

Insistimos; después de proclamar el Evangelio, el predicador (bien sea nuestro pastor o alguno de los hermanos que le ayudan en las labores del Ministerio de la Palabra) siempre dependientes del obrar soberano de Dios, hacen un llamado sincero a la fe en el Señor Jesucristo y al arrepentimiento de los pecados a la audiencia presente.

Ahora, siendo la fe y el arrepentimiento gracias concomitantes (inseparables), y sabiendo que ambas son un don de Dios, Gracia Redentora cree firmemente que toda verdadera conversión es el resultado de la gracia de Dios obrando por medio de la predicación del Evangelio. Por tanto, concluimos nosotros, el Evangelio debe y tiene que ser proclamado, tan frecuentemente como sea posible.

¿Qué está pasando en el “mundo evangélico”?

Lamentablemente muchas iglesias (y pareciera ser que algunas de ellas son reformadas) no saben la diferencia entre todo el consejo de Dios y el Evangelio. No son pocos los que creen que predicar un sermón equivale a predicar el Evangelio, ¡y no necesariamente eso es cierto! El Evangelio está contenido en todo el Consejo de Dios (toda la Biblia), pero no toda la Biblia es el Evangelio. Si bien el centro de la Escritura es el Evangelio –repetimos de manera enfática– predicar un sermón no necesariamente indica la predicación del Evangelio.

La oferta universal de salvación

En Gracia Redentora creemos en la oferta universal de salvación, también llamada la libre oferta del evangelio, dedicando un servicio cada domingo a la persuasiva predicación evangelística.

En Gracia Redentora predicamos el Evangelio de la Gracia de nuestro Señor semana tras semana –domingo tras domingo– a las 6:00 PM. Si usted desea visitarnos por primera vez, le sugerimos que asista a los servicios evangelísticos en los que la oferta universal de salvación, también llamada la libre oferta del evangelio, ocupa un lugar especial en la vida de nuestra iglesia y en el corazón de sus miembros.

El Evangelio se le proclama a los niños también.

También, le proclamamos el Evangelio a los hijos de los creyentes y a los niños del vecindario, semana tras semana. Creemos que los niños son “arte y parte” de la Gran Comisión, e ignorar su inclusión equivale a ignorar la orden del Señor de “predicar el Evangelio a toda criatura“.

Como dijo un hombre de Dios…

La iglesia necesita prestar atención a este asunto (EL DE PREDICAR EL EVANGELIO) porque muchas iglesias evangélicas no están predicando el evangelio (POR INSÓLITO QUE ESTO PAREZCA).

Oramos para que Dios use esto para la salvación de las almas preciosas. La evangelización es un deber primordial para nosotros.[/vc_column_text][vc_row_inner][vc_column_inner][vc_empty_space alter_height=”small” hide_on_desktop=”” hide_on_notebook=”” hide_on_tablet=”” hide_on_mobile=””][vc_custom_heading text=”¿Interesado en escuchar un poco más acerca de la predicación evangelística?” font_container=”tag:h3|text_align:left” use_theme_fonts=”yes”][vc_video link=”https://youtu.be/2HSbec-zeYQ”][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][/vc_row]